¡Ya estamos en septiembre y es el mejor momento para decorar tu vivienda! En The Simple Rent te damos los trucos, consejos e ideas para decorarla y evitar quebraderos de cabeza. 

Tienes que preguntarte antes de comenzar a decorar: ¿Qué necesito? ¿Qué cambiaría de mi casa? ¿Qué colores me gustan? 

Al pensar en las necesidades, tienes que pensar, si por ejemplo, comes en el salón o por el contrario en la cocina, lo que debes priorizar y a qué le quieres dar protagonismo en tu vivienda. Es muy importante la distribución de los muebles, dejando los espacios más amplios y con más luminosidad. 

Respecto a qué cambiarías de tu casa y qué te gusta más, debes darte cuenta que tienes que resaltar las ventajas y ocultar los defectos. De manera que destaques, por ejemplo la chimenea, un cuadro, una cristalera… Antes que cambiar el sofá o la mesa, la mejor manera de renovar la decoración de tu casa y sentirla como nueva, es añadiendo cojines, cuadros o jarrones. 

Una de las mejores opciones, es tener en cuenta qué colores quieres en tu casa. Los colores blancos, beige, gris u ocre son los colores que recomendamos, ya que dan luz y sensación de amplitud. Para acabar con la monotonía, ¡las texturas y las plantas!. Respecto al papel de pared, es mejor dejarlo en una sola pared, evitando así que de la sensación de ser la habitación más pequeña. 

La luz natural es muy importante, pero lo es también poner puntos de luz según tus necesidades. Es una manera de crear espacios y hacer una buena distribución de los muebles. Para conseguir que una habitación parezca más luminosa: pinta las paredes y el techo de blanco, añade una cortina blanca y pon una alfombra de un color claro.

No olvides añadir objetos personales, ¡no queremos una casa como un catálogo de muebles! Ningún mueble debe estar sólo; una mesa pequeña puede ir acompañada de un jarrón, un aparador con un cuadro o un espejo… Recuerda que un as en la manga es la sencillez. 

¡Esperamos que los trucos The Simple Rent te hayan servido de ayuda!